Tiempo

Eso es lo que ha pasado desde mi última actualización… quizás demasiado. Las razones por las que no he escrito antes son varias, empezando por pereza, desgana y hartazgo. Si sigo con las excusas, podría escribir el post más largo del blog, así que os voy a contar por encima lo que he estado haciendo desde la última entrada.

Ya no estoy en Sevilla; llevo un tiempo en Madrid, trabajando en el aeropuerto de Barajas. Los motivos por los cuales me fui de la capital andaluza son meramente profesionales ya que en la empresa en la que estaba no me proporcionaban algo tan necesario para un mecánico como lo es respirar para una persona: experiencia demostrable que compute para la obtención de la licencia.

Así pues, tuve una reunión a la que de 3 personas sólo acudió una y las alternativas que me ofrecieron eran inviables (reconocido por el director comercial de mi antigua empresa) así que decidí hacer la maleta (léase llenar el coche de bártulos por maleta) y volver a cambiarme de ciudad.

Esta vez era Madrid, una vieja conocida que me acabó gustando y mucho después de casi 3 años viviendo en ella. En la etapa anterior fui al sur y ahora estoy en el norte, pero con el metro tan fabuloso que tiene la villa se llega medianamente pronto a cualquier sitio. Más cerca de mi familia y trabajando en un aeropuerto bastante más grande e importante que el de San Pablo.

Sigo con mi empleo de intentar arreglar aviones, pero con la reducida experiencia acumulada en el A400M (no vale para nada, básicamente) y sin la LMA, tocaba empezar por lo más bajo, algo que veo totalmente lógico y normal. Hay gente que se cree que va a llegar y a ser el que parta la pana, pero yo tengo muy claro que a mi edad se empieza de lo más bajo para poder subir poco a poco, demostrando lo que cada uno vale.

Empecé como carreteador de aviones para luego pasar a ser ayudante en Ryanair (no estoy contratado por ellos). De ambos trabajos haré sendas entradas más adelante, porque si bien carretear un avión es bastante sencillo, mucha gente no sabrá qué se hace ni que se hiciera tal cosa. Obviamente, hay mucho más que contar de la famosa “low fares company”, porque en el tiempo que llevo me han pasado cosas bastante curiosas con tripulaciones, con aviones y con mis propios compañeros.

Pero eso, otro día.

Anuncios

Una respuesta

  1. ibai

    Y era hora de volver a leerte!!!! Suerte con la nueva etapa!!

    14/06/2012 en 11:01

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s