Off topic

Tiempo

Eso es lo que ha pasado desde mi última actualización… quizás demasiado. Las razones por las que no he escrito antes son varias, empezando por pereza, desgana y hartazgo. Si sigo con las excusas, podría escribir el post más largo del blog, así que os voy a contar por encima lo que he estado haciendo desde la última entrada.

Ya no estoy en Sevilla; llevo un tiempo en Madrid, trabajando en el aeropuerto de Barajas. Los motivos por los cuales me fui de la capital andaluza son meramente profesionales ya que en la empresa en la que estaba no me proporcionaban algo tan necesario para un mecánico como lo es respirar para una persona: experiencia demostrable que compute para la obtención de la licencia.

Así pues, tuve una reunión a la que de 3 personas sólo acudió una y las alternativas que me ofrecieron eran inviables (reconocido por el director comercial de mi antigua empresa) así que decidí hacer la maleta (léase llenar el coche de bártulos por maleta) y volver a cambiarme de ciudad.

Esta vez era Madrid, una vieja conocida que me acabó gustando y mucho después de casi 3 años viviendo en ella. En la etapa anterior fui al sur y ahora estoy en el norte, pero con el metro tan fabuloso que tiene la villa se llega medianamente pronto a cualquier sitio. Más cerca de mi familia y trabajando en un aeropuerto bastante más grande e importante que el de San Pablo.

Sigo con mi empleo de intentar arreglar aviones, pero con la reducida experiencia acumulada en el A400M (no vale para nada, básicamente) y sin la LMA, tocaba empezar por lo más bajo, algo que veo totalmente lógico y normal. Hay gente que se cree que va a llegar y a ser el que parta la pana, pero yo tengo muy claro que a mi edad se empieza de lo más bajo para poder subir poco a poco, demostrando lo que cada uno vale.

Empecé como carreteador de aviones para luego pasar a ser ayudante en Ryanair (no estoy contratado por ellos). De ambos trabajos haré sendas entradas más adelante, porque si bien carretear un avión es bastante sencillo, mucha gente no sabrá qué se hace ni que se hiciera tal cosa. Obviamente, hay mucho más que contar de la famosa “low fares company”, porque en el tiempo que llevo me han pasado cosas bastante curiosas con tripulaciones, con aviones y con mis propios compañeros.

Pero eso, otro día.

Anuncios

Yo creo que ya es hora…

… de ir actualizando esto!

Desde la última vez que hice algo en el blog, ha llovido, y mucho. Aeronáuticamente hablando, fui al RIAT en Inglaterra, a los festivales aéreos de Vigo, Cádiz y Barcelona y hasta me he montado por primera vez en un A340-600 (en movimiento, porque en tierra y paradito me he montado bastantes más veces… cosas de haber cargado maletas en Barajas). El A400M sigue con su proceso de certificación y el MSN6 está a puntito de caramelo (primer vuelo previsto para el 23 de diciembre), mientras que el MSN7 acaba de llegar y todavía está por partes repartido por un par de estaciones.

Muchos os preguntaréis el por qué de este parón de medio año si tanto ha ocurrido a mi alrededor, pero aunque 2011 esté siendo uno de mis años más movidos y activos, no está siendo un año fácil. Mucho trabajo (gracias a Dios o a quien las merezca), no mucha estabilidad y cierto hartazgo o descontento con varias cosas me llevaron a dejarlo de lado. No encontraba el momento ni el tema adecuado para escribir y si empezaba con algo a las dos líneas estaba cansado de teclear.

Las cosas cambian y visto que el 2012 “dicen” que va a ser peor que 2011, no queda otra que levantar la cabeza y seguir tirando hacia adelante. Espero poder seguir colgando artículos o noticias relacionadas con el sector y que si hay alguien que me sigue por ahí, que no me haya mandado ya al carajo por no actualizarlo tan a menudo como debiera 🙂

Agárrense los machos… que vienen curvas.


A400M: ¿qué ofrece al mundo militar?

Al ser todavía un prototipo en vías de conseguir las certificaciones civiles y militares, la gente no conoce muy bien este avión que se ensambla y se prueba en Sevilla. Es una entrada parca en palabras, pero a cambio os dejaré varias imágenes que describen la capacidad de carga y lo compara con sus competidores directos, el C17 y el C130.


Visita a la FAL del Airbus A400M

Dichosos los ojos… Más de un mes sin escribir, pero hay cosas que van antes que el blog, como por ejemplo, dormir!!! 😛

Hoy os traigo una entrada algo suave, diferente. Hoy he acudido junto con el grupo de Spotting Andalucía a la FAL (Final Assembly Line) del A400M, el nuevo avión de transporte polivalente europeo. Como siempre, no están acostumbrados a recibir a un grupo tan dispar y con conocimientos sobre el tema así que a algunos les ha sabido a poco. De todas formas, muy interesante y muy simpáticos los encargados de Airbus.

Hemos empezado por la estación 40 (STA40), donde actualmente están ensamblando las alas al puro del fuselaje. La visión del avión entre tanto andamio, a un metro del suelo y tan “pelado” ha sido lo más llamativo y curioso del tour, ya que poca gente puede ver de cerca cómo es la construcción de un avión militar.

Después nos hemos parado a ver una máquina taladradora que se mueve mediante un colchón de aire (a lo hovercraft) y que taladra y remacha gran parte del fuselaje y que pesa unas 35 toneladas… Como se puede ver en la foto, en esta factoría se hace todo a lo grande!! Después hemos pasado a las STA35A y STA35B, donde se hacen las pruebas del avión antes de volar, para comprobar que funciona todo como la RAT, el tren, mandos de vuelo, lógica del avión, rampa etcétera. De ahí a la STA30, que está en la calle ya que es donde se hacen pruebas de combustible, presurización y demás. Ahí hemos podido observar el MSN2, recién llegado de Kiruna (Suecia) de las pruebas de frío.

A continuación, nos han llevado a la FAL de los Aviocar, CN235 y C295, donde actualmente se están ensamblando aviones para Finlandia, Francia, México… No he sacado ninguna foto decente de esa parte, lo siento!

Una vez explicada la FAL de Light&Medium… tiempo para volver a casita. Se nos ha hecho corta la visita, pero muchos sevillanos han podido estar cerca de un avión que en cierta medida es también “suyo”. Para próximas ocasiones seguro que podremos estar más tiempo y con más aviones!!


Aprietos Aeronáuticos IV

Ya era hora de retomar la serie de “ooops” de la aviación que tanto os (y me) gusta 🙂  Intento poner imágenes que no sean las típicas que todos conocemos, pero si veis que me repito en algo me decís. Ahí van las fotillos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Saludos!!!


Bye bye, 2010

No tenía muy claro si quería hacer la típica entrada de final de año que tanto se ve por todos lados. Parece que al llegar al 31 de diciembre nos da por replantearnos cosas y tomamos esta fecha como punto de inflexión para no repetir los errores que hayamos cometido dentro del año que dejamos atrás.

Me considero una persona bastante reflexiva y no me hace falta llegar a este día para recapitular y para echar la vista atrás, decidiendo si los pasos tomados hasta ese momento han sido correctos o no y si he tenido opción para elegir distintos caminos o si las circunstancias me han empujado a ello. Aún así, he visto 55 fotografías del blog de Reuters (he llegado a él gracias a Ricardo, el “jefe” del grupo de Spotting al que pertenezco) donde aparecían las que para ellos eran sus mejores fotos del año (Link a la galería) y me he dado cuenta de que este 2010 ha sido un año muy atípico y sinusoidal para mí, como lo son las fotografías de Reuters.

He visitado 4 países, he cambiado de residencia 3 veces y me he metido en proyectos como colaborar con la revista Aviación Comercial, irme de viaje sin casi planear nada, meter la cabeza en la organización de festivales aéreos y he volado 18 veces (mi récord anual!). He visitado Barcelona, Málaga, Vigo, Sevilla, Castro Urdiales y he “trabajado” en Bilbao, Vitoria, Zaragoza y Sevilla.

He descubierto a Jónsi como solista (Go, disco exquisito), he conocido en persona a gente importante para mí y me he cruzado con gilipollas y getas. Me han acogido en mi nuevo hogar como si llevara allí toda la vida, desde mis compañeros de trabajo a mis compis de Spotting Andalucía, sin olvidarme de los del piso (un saludo a Raquel, “Fran” y Jane!!!). Me han hecho sentir incómodo otras veces en otras situaciones (no los anteriores!) y descubrí en mi propia carne que hay heridas tan abiertas y tan profundas que ni el tiempo parece ser capaz de curarlas, como vi en Bosnia.

Me han dado un curso de 5h en francés, idioma que no sé y no he ido a ningún concierto este año. He visto de cerca el avión más grande del mundo y disfrutado de su despegue. Me he presentado a dos oposiciones e hice el curso de Coordinador de Pista, para que luego ni me llamaran y he visitado un aeropuerto como el de Sevilla por dentro.

Por dentro también he visto el A380 y no una, si no dos veces. Una de ellas de Lufthansa con sus butacas y la segunda vacío y con los cables al aire, de Airbus. Enseñé a remachar a todo aquel que se animaba en el Family Day de Airbus Military y he caminado sobre el A400M. He ayudado a repostar combustible al mejor equipo acrobático civil del mundo y tuve que dejar el segundo plato a medias porque Ramón Alonso se volvía a tierra por un problemilla que tuvo con su Sukhoi (que luego no fue más que un manguito… malditos manguitos!!).

También he visto como todo el trabajo de varios equipos se ven reflejados en un objeto que por primera vez desde su construcción, alza el vuelo. He sentido la sensación de orgullo que invade a uno al darse cuenta de que su granito de arena ha contribuido a hacer volar a un avión en pruebas después de horas y horas invertidas en él y después de tanto problema técnico.Y hacerlo antes de tiempo. Y que te lo reconozca la tripulación dándote las gracias personalmente, cuando siendo de una subcontrata nadie te reconoce normalmente el trabajo que haces a la sombra.

He visto cerca de 150 películas y más del triple de capítulos de series, he dado de comer a alcaldes y presidentes, empresarios y famosetes. He volado en cabina, he visto aviones que nunca pensaba que fuera a ver de tan cerca como C5 o los Greyhound y he disfrutado como un enano además.

Otra de las cosas peculiares de este año es que he podido contactar con mi familia en Estados Unidos a través de Facebook, cuando no conocía a ninguno de ellos. Los Ángeles, San Francisco, St Louis, Chicago, Tokyo, Cebú y Argentina son algunos sitios en los cuales parientes de segundo o tercer orden viven y aún sabiendo que tenía familia por el mundo, nunca había estado tan cerca como en 2010. He tenido la oportunidad de poder hablar con mi primo, soldado del tercer batallón de artillería de la ARMY americana, destinado en Irak y de escuchar la realidad de allí sin televisiones de por medio, sin filtros políticos ni parentales.

No quería terminar esta recapitulación sin olvidarme de todo lo que aprendí los dos primeros meses de este año que acaba, en los que estuve de becario/aplastabotes/aprietatuercas/bulto sospechoso en Spanair. Me llevo un muy grato recuerdo de todas aquellas noches en las que aprendí más  que en los dos años y medio de curso en Madrid, pero sobre todo me llevo un grato recuerdo de la gente que estuvo ahí para enseñarme lo que sabía y que se atrevió a dejarme tocar el avión. A todos ellos, gracias.

Sin duda alguna, no me imaginaba la cantidad de cosas que he hecho este año. No tiene nada que ver con el anterior… pero ni de lejos. Puede que haya cambiado la forma de actuar en ciertos aspectos o mi forma de ser, pero espero que el 2011 siga igual de bien que este 2010 y que os pueda seguir metiendo tochacos como este a vosotros 😉

Desde aquí, mi mullida silla de oficina de Vitoria, os deseo a todos y a todas un buen año 2011, de todo corazón. Ya no me meto en deciros que ojalá vuestros deseos se hagan realidad, porque vete a saber qué deseáis jajaja! Lo que puedo desear es que no os toquen mucho los respetables… hoy en día eso parece ser mucho pedir y creo que va a ser mi deseo de esta nochevieja. Por soñar que no quede.

Os dejo con una serie de fotografías que atestiguan las vivencias arriba contadas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Revista Spotting Andalucía

En estas fechas tan señaladas del calendario (ya sea porque es navidad o porque hace un frío inhumano) todos sabemos o supimos alguna vez lo que es estrenar algo nuevo y genial: unos zapatos, el último CD del grupo que te gusta o incluso un buen libro.

El grupo de Spotting Andalucía, al que pertenezco, ha tenido el gusto exquisito de publicar online la primera revista escrita por algunos de los integrantes del mismo, resultando en un anuario lleno de vivencias y de experiencias. Desde el primer encuentro hasta el último hace escasos días, las páginas de la revista te lleva a cada una de las paradas que los spotters andaluces han hecho durante el 2010: Morón, El Copero, el aeropuerto de Sevilla, Airbus Family Day…

Sin más dilación, os dejo el link de la publicación. Merece la pena y mucho su lectura y creo que es una iniciativa que se debería tomar como costumbre. Demuestra que el grupo es muy activo y dinámico a la par que unido y cercano y viendo la facilidad con la que a mí personalmente se me ha acogido, no dudo ni un momento en que algún día seamos el doble de los que ya somos.

Enhorabuena a todos los implicados y gracias por el trabajo hecho, no sólo con la revista en la que tengo el honor de escribir y colaborar con un par de fotillos, si no por el curro que conlleva montar quedadas, comidas y visitas a sitios en los que por definición, son coto de caza prohibido para nosotros, los spotters.

Desde el polo opuesto del país, os mando un cálido abrazo (ja! como si eso fuera posible con los 4 grados bajo cero que hay!) y os deseo unas muy felices fiestas.