Entradas etiquetadas como “TUI

Inestabilidades varias

Llevamos una temporada de inestabilidad de cualquier tipo: económica, social, política, moral (oh.. wait)… y lo que nos queda (o eso nos quieren hacer creer). Noticias como las de que Thomas Cook, el segundo touroperador del mundo, esté al borde de la quiebra, no hace más que reforzar el sentimiento de que esto está cambiando y cada día que pasa el cambio será mayor y más profundo.

El operador turístico británico Thomas Cook anunció ayer que,  debido a un “deterioro de algunas áreas de su negocio” y de su “posición de liquidez”, está renegociando sus créditos con la banca. La comunicación a la Bolsa de Londres provocó que sus acciones cayeran un 75%.

Maaaadre de dios, una caída del 75%! Yo no soy experto en economía (más bien lo único que sé es contar euros… uno a uno), pero eso no ha tenido que ser nada bueno.  Todo esto se desencadenó cuando anunció que tuvo que pedir por segunda vez en cinco semanas, ayuda a sus acreedores para renegociar sus créditos con la banca. Uno se para y piensa… en los tiempos que hoy corren… ¿no sería mejor crecer en la medida que tus arcas puedan soportar que sobre el dinero que otros te dejan? Obviamente la cosa se estancaría un rato largo, pero por lo menos no estarían debiendo millones a los bancos y al borde del precipicio.

La compañía se ha devaluado tanto que sus acciones han bajado, desde inicios del año, un total del 68%. Otra vez, esa cifra tan alta, no puede ser nada bueno.  Pero es que el valor de dicha compañía, en el mismo periodo, ha ido de culo, cuesta abajo y sin frenos. Atentos, porque el tanto por ciento de devaluación de la empresa es brutal: 94%. Hoy por hoy, Thomas Cook Group “vale” 100 millones de libras, cuando sus deudas ascienden a más de 1.000 millones de las mismas esterlinas.

Algo tiene que ir muy mal para que una empresa que lleva años en el sector y que siempre ha sabido mantenerse en él en buena forma, se vea envuelta en algo tan desesperante como ver el gráfico de tu empresa rompiendo el suelo y seguir bajando por el sótano hasta el garaje. Según la compañía, parte del problema viene de la actual crisis sociopolítica en ciertos países como Egipto o catástrofes como en Tailandia. Los rusos en invierno suelen ir a estos países de vacaciones, pero entre inundaciones bestiales en el segundo y las revueltas en el primero, han hecho que los soviéticos se replanteen sus destinos o si quiera, irse de vacaciones.

Los que sí que no vuelan son los franceses y los belgas. El mismo consejero de Thomas Cook afirma que las reservas en ambos países han caído más de un 20% comparando con el año pasado y que el destino estrella para los galos y flamencos, Túnez, no lo está siendo tanto en 2011. Entre eso y que han invertido en sectores que no dan tanto dinero, necesitan asegurar cierta resistencia ante el año que viene.

Realmente la noticia de renegociar los créditos con la banca suena más importante de lo que es (o dicen que es). La compañía asegura por activa y por pasiva que tiene dinero para pagar los créditos y que sólo quiere “asegurar la capacidad de resistencia, incluso si la situación económica sigue siendo difícil”. Según comentó la empresa en octubre, cuando consiguió la extensión del crédito, estas cantidades fueron destinadas a fortalecer su posición “frente a las habituales pérdidas estacionales de final de año y ante la delicada situación financiera que arrastra”.

En fin… no parece tan grave, ¿no? ¿NO? El tiempo lo dirá.